Falso Directo y la filosofía de lo cutre

Carlos Hernández es director, guionista y uno de los presentadores de Falso Directo, un programa de humor gamberro que se emite una vez a la semana en la televisión local de San Sebastián de los Reyes.

¿Cómo describirías Falso Directo?

Un popurrí de entretenimiento variado y chorradas en general. Son mis ideas hechas realidad. Es lo que llamaríamos el mínimal del humor, es decir, hacer humor con lo mínimo.

¿Qué programas de humor han sido tus referentes?

Esta noche cruzamos el Mississippi, recuerdo cómo me escondía para poder ver el programa. Y el humor que  hacían en los 90 gente como Martes y Trece, Cruz y Raya y los memorables doblajes de El Informal.  

¿Quién ha cambiado el humor en España?

Chiquito de la Calzada. Todavía la gente te suelta un “pecador de la pradera”. Incluso un programa como El Informal lo imitaba con Florentino Fernández. Y Pepe Navarro fue un crack en su época.

¿Cuáles son tus sketches favoritos?

La nochevieja de 1992 de Martes y Trece el 92 Cavacontodo y los doblajes del Informal, que sacaron muy buenos personajes como Juan Claudio Van Damme y El Chuache.

Qué es más divertido ¿las tomas falsas o los sketches?

Mil veces mejor las tomas falsas. Dejas la cámara grabando y salen tantas cosas… pero al final te limita el tiempo y se nos gasta la cinta. En los sketches intentamos seguir el guión pero al final improvisamos. Muchas cosas son sobre la marcha.

¿Qué parodia te gustaría hacer?

De la película de 300. Algo tan épico tiene que ser parodiado. Eran espartanos muy machos y homosexuales. Esa contradicción que no hay hoy en día da mucho juego.

¿Cuál sería la identidad secreta de Capitán España?

Es el topicazo con mayúsculas. El macho ibérico en peligro de extinción armado con su lata de cerveza y sus tópicos españoles. No tiene identidad. Capitán España es para divertir a todo el mundo sin ofender a mucha gente. No queremos excluir a nadie. ¿Pero que pasa con las costumbres de aquí? Él las defiende.

Para hacer humor que escogerías: más presupuesto o no tener censura.

Más presupuesto, la censura se puede esquivar. España ha sido un país educado en la represión y eso agudiza el ingenio porque tienes más conciencia de tu libertad.

¿Cómo sería la vida sin humor?

No se podría llevar nos moriríamos por depresión. Hay que buscarle el punto gracioso a todo para liberarnos de la tensión porque sino nos arrojaríamos a las vías del tren. Tienes que saber reírte de ti mismo cuando has tenido un día de mierda. Por salud mental tiene que haber humor. Es un instinto tan básico como el sexual o el miedo, esta en la propia condición humana.

¿Para hacer humor en que lado de la fuerza tienes que estar?

En el lado oscuro aunque en realidad tienes que estar en el medio. Hay que tener un poquito de mala leche siendo espectador de los dos lados. No hay que mojarse solo en un río hay que mojarse en mil, mirar todos los ángulos de la realidad. Intentar llegar a todo el mundo y hacer una aspirina para su salud mental.

 

 

Anuncios

“Algunas veces sueño que ni siquiera nací”

Simon Dark

Atormentado por su aspecto, cosido parche a parche con partes de cien cadáveres y un pasado que no consigue recordar. Simon Dark es el nuevo comic para la editorial DC del guionista Steve Niles y el ilustrador Ben Templesmith, autores del aclamado 30 dias de noche con adaptación incluida a la gran pantalla.

Oculto en las sombras de Gotham City, Simon Dark solo es conocido por las canciones de los niños que juegan en sus calles y por los cuerpos decapitados que deja cuando protege a sus vecinos:

 Acecha en las sombras,

Se oculta en el parque.

Simon. Simon. Simon Dark.

Si eres bueno él se alejará,

si eres malo él te hará pagar.

La leyenda urbana de un chico muerto que vive escondiendo su rostro tras una máscara como la de Leatherface en La Matanza de Texas.

Reciclando la ciudad en la que Batman se proclamó señor de la noche, Steve Niles ha creado este atípico héroe de estética macabra con un jugoso guión que bien podría haber firmado un contemporáneo Bram Stoker. Por su parte Ben Templesmith recrea la ciudad de Gotham con un dibujo que recuerda la época oscura de Goya, salvando las distancias claro. Trazos desdibujados y una paleta de colores tétricos salpicados por el rojo de la sangre y el jersey a rayas que Simon Dark le ha robado a Freddy Krugger.

Con una historia muy cuidada y unas ilustraciones de gran calidad, este misterioso rondador de las sombras quiere desvelar su pasado, comprender su razón de ser y hacerse un hueco en el saturado mundo del cómic. ¿Veremos una adaptación al cine de Simon Dark?