Muchachada Nui ¡Nui!

Hombres disfrazados de mujeres, exagerados postizos dentales, Enjuto Mojamuto o un mono disfrazado de botones, madre mía que graciosos son. Estos son algunos de los ingredientes de Muchachada Nui, el peculiar programa de humor gamberro que tiene un hueco los miércoles por la noche en La 2.

Sus creadores, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla se arrancan los pelos de la lengua cada semana para dar vida a sus personajes y sketches. Un garrulo de pueblo da consejos sobre la vida, las situaciones cotidianas se llevan al surrealismo más freak, celebrities con quilos de maquillaje y peluca hablan sin tapujos sobre sus vidas y trapos sucios. En Muhachada Nui todo vale para hacer las chorradas más grandes y divertidas.

Los nuevos reyes del humor, con acento y vocabulario autóctono de Albacete, han introducido esa forma de hablar tan particular en los diálogos y testimonios de sus personajes, haciendo vox populi acepciones tan extravagantes como gañan, gambitero o tollina. Todo un diccionario de nuevas palabras.

Pero Muchachada Nui no es hijo único. Antes en Paramount Comedy, Joaquín Reyes parió a su hermano mayor, La Hora Chanante. El éxito de este programa en la cadena de pago, pero sobre todo las millones de visitas en Youtube, llevaron a estos manchegos a fichar por la cadena estatal. Se nota que son familia, tienen el mismo carácter y desde luego se toman la vida con humor.

Joaquín Reyes interpreta a John Gilliano, el famoso diseñador de Dior para desvelarnos los entresijos del mundo de la moda.

Los chistes sobre médicos son un clásico. Muchachada Nui sabe darle una vuelta de tuerca a sus sketches.

 

 

Anuncios

¿Quieres ser una rockstar?

Los videojuegos no dejan de sorprendernos. Nos han puesto en la piel de superhéroes, luchadores hipermusculados, un erizo azul que corre a la velocidad del sonido o un fontanero italiano gordito y con bigote. Podemos ser y hacer cualquier cosa que imaginemos, incluso las que nunca hemos imaginado.

Probablemente fue la generación de mediados y finales de los 80 la que sustituyó definitivamente las chapas por las videoconsolas, los muñecos de acción por los videojuegos. Una generación llena de sueños de futuro; ser futbolista o estrella del rock. Para la primera frustración tenemos los Pro Evolution Soccer y FIFA, ahora para la segunda llegan Guitar Hero y Rock Band.

Los primeros videojuegos que te ponen en la piel de una rockstar sin necesidad de tener aptitudes musicales y en el salón de casa. En Guitar Hero (que va por la tercera entrega) somos una emergente estralla del rock. El sistema de juego es muy sencillo. Elegimos una canción entra una lista de aproximadamente medio centenar de temas y con un periférico en forma de guitarra que tiene cinco botones de colores y un pulsador, tenemos que acertar las notas de colores que pasan por una banda en movimiento pulsando al mismo tiempo el botón de color correspondiente y el pulsador de la guitarra. El gran aliciente que motiva especialmente al jugador es la lista de temas que se pueden interpretar. En la tercera entrega de Guitar Hero puedes tocar clásicos como “Black Magic Woman” de Carlos Santana, “Anarchy in the UK” de los Sex Pistols o “One” de Metallica. Y temas más contemporáneos como “3’s & 7’s” de Queens of the Stone Age o “Before I Forget” de Slipknot.

El otro videojuego que llena garitos (y el salón de tu casa) para que seas una estrella de la música es Rockband. El sistema de juego es el mismo pero va un paso más allá. Además del periférico con forma de guitarra, también hay uno para bajo/guitarra rítmica, batería y la posibilidad de utilizar un micrófono para cantar. Todos se pueden tocar a la vez en cualquier tema de la enorme lista de canciones: “Welcome to the Jungle” de Guns N’ Roses,  “Sabotage” de los Beastie Boys o “Blitzkrieg Bop” de los Ramones entre otras. Incluso se pueden comprar canciones por internet para aumentar y personalizar tu lista.

Guitar Hero y Rockband cuentan por millones sus seguidores. Es muy sencillo iniciarse en los niveles más fáciles de dificultad, pero supondrá un verdadero reto en los más difíciles, un aliciente que motiva el pique personal por superarse. Una advertencia antes de colgarse la guitarra al cuello: ser una rockstar engancha.

Este es el campeón mundial de Guitar Hero. Por suerte el juego tiene cuatro niveles de dificultad.

Una demostración de Rockband. Ya no tienes excusa para montar tu grupo de rock. Próximo concierto en Youtube.

 

Comida rápida

Estas completamente absorbido buscando los errores de guión en la última trilogía de Star Wars, cuando el estomago empieza a rugir como Chewbacca. En ese momento te acuerdas de tu sistema digestivo y las necesidades fisiológicas de tu cuerpo. Tienes mucho hambre. Te acercas a la cocina, abres el congelador y sacas una caja de cartón con una fina película de escarcha. Durante los tres minutos aprox. que el microondas hace girar la bandeja, fantaseas con la fotografía de un exquisito plato de comida humeante. Cuando la cuenta atrás llega a cero y suena la campana, no puedes evitar salivar cual perro de Pavlov y arrancar la tapa de plástico que separa tus papilas gustativas de los manjares que propone la fotografía de la caja.

Esa masa indescriptible no era precisamente lo que esperabas. En ese momento tienes un flashback. Te acuerdas de cuando tenías la edad suficiente para llevarte la primera gran decepción de tu vida; los Reyes Magos y el Ratoncito Pérez son los padres. La comida de la fotografía tiene más barniz y Photoshop que una topmodel en la portada de Vogue. Y entones te juras a ti mismo que nunca más volverás a comprar esas porquerías. A no ser que los tupperware con la comida de tu madre se terminen, claro. 

La verdadera naturaleza del hombre

Al freak se le suele atribuir la siguiente imagen mental: eterno adolescente de pelo largo  con efecto gomina por la grasa, gafas, granos en la cara y alergia a la sociedad. En realidad el ser humano es freak por naturaleza, la curiosidad, la necesidad de conocimiento y la espontaneidad son partes inseparables de nuestra condición. Los más freaks dedican toda su vida a estudiar y profundizar en los temas que despiertan esa curiosidad  (véase Newton, Einstein o Ramón y Cajal) o a experimentar con la fugacidad de la imaginación como Dalí y Piccaso . Además en este mundo tiene que haber de todo, para que nos vamos a engañar, el rubio y el moreno no son iguales.

 

Desde el presidente de los Estados Unidos hasta los internautas que cuelgan sus videos en Youtube. Un experto en música clásica es igual de freak que un experto en las películas de Star Wars. Ser el fundador de Microsoft y jugar al Guitar Hero es tan freak como hacer una quedada multitudinaria de 207 personas para paralizarse en Grand Central Starion de Nueva York y dejar alucinados a los neoyorquinos. Todo aquello que se salga de los límites aceptados por la sociedad como normal es susceptible de ser etiquetado como freak, aunque en realidad estamos subrayando que todavía somos individuos condicionados por esa naturaleza del ser humano.

 

Por suerte existen numerosas páginas en internet (el rellano, lomáscurioso o yonkis) con la etiqueta de humor o chorradas que son un autentico diario de la capacidad del hombre para hacer frikadas. Muchas noticias de temas considerados como freaks han ido salpicando la información de carácter general en los medios de comunicación. Pero la palma se la lleva la página de videos Youtube, una plataforma global en la que los freaks suben sus videos para el disfrute de otros freaks en cualquier parte del mundo. Pero esto no es nuevo, esta palabra que también tiene su orgullo no es más que un tecnicismo fashion para la ocasión, los sabios de la antigua Grecia ya eran unos freaks.

Los Simpsons, la familia adoptiva de todos

 

Cuando Matt Groening creó a Los Simpsons en 1987 basándose en su propia familia (estadounidense de clase media), nunca imaginó que 19 temporadas y 421 capítulos después, la mejor serie del siglo XX para la revista Time, podría alcanzar el éxito mundial con traducciones en español, portugués, alemán o japonés, ganar 21 premios Emmy e incluso tener una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

 

Los Simpsons es una serie de dibujos animados con un marcado humor adulto que ha visto crecer a la generación de niños y adolescentes que se engancharon a la televisión en los 90. Han sido muchas las aventuras que estos personajes de color amarillo y ojos saltones han vivido en la pequeña pantalla. Nosotros hemos sido testigos de todas y en repetidas ocasiones dicho sea de paso. Pero que más da. Los Simpsons es la familia adoptiva de todos. Como homenaje un video en el que se recopilan algunas de las mejores carreras al sofá de Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie en la secuencia de apertura que precede a todos sus capítulos.