Píxeles con aires de grandeza

gta4portadaNico Bellic ha llegado a los Estados Unidos buscando hacer realidad el sueño americano, persuadido por las cartas de su primo Roman en las que habla de mansiones, dinero, coches de lujo y mujeres. Pero la cruda realidad es la que es. Al llegar a la patria de las barras y las estrellas Roman le recoge en un viejo coche destartalado y su piso lleno de cucarachas esta lejos de ser si quiera habitable. No es la historia de un inmigrante, ni una película, tampoco es un libro. Nico Bellic es el protagonista de Grand Theft Auto IV el proyecto más ambicioso hasta la fecha en el negocio del entretenimiento digital.

Y es que los videojuegos hace tiempo que dejaron de ser un juego para niños. Ahora cuando agarras uno de esos aerodinámicos mandos desenfundas la katana ensangrentada de un ninja, desembarcas el día D a la hora H en las playas de Normandia, trabajas como asesino a sueldo o como en este caso vives la vida de un gangster dispuesto a todo por el dinero, el lujo y el particular sentido del honor que manda en las calles.

Los sprites con dos animaciones ya han pasado a la historia junto a las pinturas de la cueva de Altamira. Bajo una magnífica dirección artística y un montaje cinematográfico exquisito, ahora tenemos en un mismo DVD persecuciones en coche a gran velocidad, explosiones, tiroteos en plena calle, personajes llenos de sentimientos y motivaciones y un guión digno de la mejor película de Hollywood. Grand Theft Auto IV tiene todos los ingredientes que le han convertido en el videojuego que más a vendido en la historia, recaudando cifras a la altura de películas tan taquilleras como Spiderman 2 o los Piratas del Caribe, que se dice rápido.

Expertos en sembrar la polémica con sus juegos y en recibir duras críticas por su trabajo, la productora Rockstar Games son los padres de la gallina de los huevos de oro. Estos ingleses que tienen su base general en Leeds, llevan diez años marcando el camino a seguir en este mundillo de los videojuegos, poniendo el listón muy alto con su saga estrella.

Y eso es algo que se deja sentir nada más cargar Grand Theft Auto IV en la XBOX 360 o en la Playstation 3, la blanca de Microsoft y la negra de Sony, las dos consolas de nueva generación que ofrecen esta experiencia para disfrutar desde el sofá de casa.

Rascacielos virtuales

liberty cityNico Bellic se mueve, interactúa y vive en Liberty City, una recreación casi perfecta de la ciudad de Nueva York. Central Park, Manhattan, Queens, el Empire State o incluso la estatua de la Libertad (en este caso de la Felicidad) son algunas de las localizaciones que puedes visitar con este carismático aspirante a gangster. Y es que Rockstar Games se han visto obligados a cambiarle el nombre a los barrios y demás monumentos de la ciudad por expreso mandamiento del Ayuntamiento de Nueva York.

Liberty City es simplemente increíble. Cuenta con su propia Red de Metro, hamburgueserías, clubs de strip-tease, talleres mecánicos, tiendas de ropa, boleras, cibercafés, bares de copas o apartamentos para que nuestro protagonista desarrolle una vida muy cercana a la realidad.

Los desarrolladores han empleado muchos de sus esfuerzos en recrear una ciudad llena de vida, implementando patrones únicos e individuales de inteligencia artificial a cada personaje que aparece en pantalla. Pasean escuchando música, se emborrachan en las discotecas, van de compras, visitan los museos, corren por el parque e incluso cometen sus propios delitos. Una de las experiencias más conseguidas es la de pasear en coche, robado en la mayoría de los casos, por Liberty City mientras escuchas música en alguna de las emisoras que suenan por los altavoces de tu recién adquirido descapotable virtual. Pequeños detalles que pieza a pieza construyen una enorme ciudad que respira en un DVD.

                    explosion

Pero no es fácil campar a tus anchas sembrando el terror, la corrupción y cometiendo asesinatos. La policía de Liberty City no es tonta y vigila cada baldosa que pisas con tus zapatos de segunda mano. Los cuerpos de seguridad son duros de pelar y le pondrán las cosas muy difíciles a Nico en su particular camino para hacer realidad el sueño americano.

Grand Theft Auto IV encierra miles de secretos, experiencias y situaciones únicas en un juego lleno de posibilidades y tan profundo que será muy difícil que llegue el día que ya no tengas nada que hacer en Liberty City. Rockstar Games ha puesto un nuevo peldaño a la escalera en el mundo de los videojuegos. Un proyectos tan ambicioso como este pone de manifiesto la magnitud que esta alcanzando el negocio del entretenimiento virtual, equiparable a las grandes producciones de Hollywood.

 

 

Falso Directo y la filosofía de lo cutre

Carlos Hernández es director, guionista y uno de los presentadores de Falso Directo, un programa de humor gamberro que se emite una vez a la semana en la televisión local de San Sebastián de los Reyes.

¿Cómo describirías Falso Directo?

Un popurrí de entretenimiento variado y chorradas en general. Son mis ideas hechas realidad. Es lo que llamaríamos el mínimal del humor, es decir, hacer humor con lo mínimo.

¿Qué programas de humor han sido tus referentes?

Esta noche cruzamos el Mississippi, recuerdo cómo me escondía para poder ver el programa. Y el humor que  hacían en los 90 gente como Martes y Trece, Cruz y Raya y los memorables doblajes de El Informal.  

¿Quién ha cambiado el humor en España?

Chiquito de la Calzada. Todavía la gente te suelta un “pecador de la pradera”. Incluso un programa como El Informal lo imitaba con Florentino Fernández. Y Pepe Navarro fue un crack en su época.

¿Cuáles son tus sketches favoritos?

La nochevieja de 1992 de Martes y Trece el 92 Cavacontodo y los doblajes del Informal, que sacaron muy buenos personajes como Juan Claudio Van Damme y El Chuache.

Qué es más divertido ¿las tomas falsas o los sketches?

Mil veces mejor las tomas falsas. Dejas la cámara grabando y salen tantas cosas… pero al final te limita el tiempo y se nos gasta la cinta. En los sketches intentamos seguir el guión pero al final improvisamos. Muchas cosas son sobre la marcha.

¿Qué parodia te gustaría hacer?

De la película de 300. Algo tan épico tiene que ser parodiado. Eran espartanos muy machos y homosexuales. Esa contradicción que no hay hoy en día da mucho juego.

¿Cuál sería la identidad secreta de Capitán España?

Es el topicazo con mayúsculas. El macho ibérico en peligro de extinción armado con su lata de cerveza y sus tópicos españoles. No tiene identidad. Capitán España es para divertir a todo el mundo sin ofender a mucha gente. No queremos excluir a nadie. ¿Pero que pasa con las costumbres de aquí? Él las defiende.

Para hacer humor que escogerías: más presupuesto o no tener censura.

Más presupuesto, la censura se puede esquivar. España ha sido un país educado en la represión y eso agudiza el ingenio porque tienes más conciencia de tu libertad.

¿Cómo sería la vida sin humor?

No se podría llevar nos moriríamos por depresión. Hay que buscarle el punto gracioso a todo para liberarnos de la tensión porque sino nos arrojaríamos a las vías del tren. Tienes que saber reírte de ti mismo cuando has tenido un día de mierda. Por salud mental tiene que haber humor. Es un instinto tan básico como el sexual o el miedo, esta en la propia condición humana.

¿Para hacer humor en que lado de la fuerza tienes que estar?

En el lado oscuro aunque en realidad tienes que estar en el medio. Hay que tener un poquito de mala leche siendo espectador de los dos lados. No hay que mojarse solo en un río hay que mojarse en mil, mirar todos los ángulos de la realidad. Intentar llegar a todo el mundo y hacer una aspirina para su salud mental.

 

 

“Algunas veces sueño que ni siquiera nací”

Simon Dark

Atormentado por su aspecto, cosido parche a parche con partes de cien cadáveres y un pasado que no consigue recordar. Simon Dark es el nuevo comic para la editorial DC del guionista Steve Niles y el ilustrador Ben Templesmith, autores del aclamado 30 dias de noche con adaptación incluida a la gran pantalla.

Oculto en las sombras de Gotham City, Simon Dark solo es conocido por las canciones de los niños que juegan en sus calles y por los cuerpos decapitados que deja cuando protege a sus vecinos:

 Acecha en las sombras,

Se oculta en el parque.

Simon. Simon. Simon Dark.

Si eres bueno él se alejará,

si eres malo él te hará pagar.

La leyenda urbana de un chico muerto que vive escondiendo su rostro tras una máscara como la de Leatherface en La Matanza de Texas.

Reciclando la ciudad en la que Batman se proclamó señor de la noche, Steve Niles ha creado este atípico héroe de estética macabra con un jugoso guión que bien podría haber firmado un contemporáneo Bram Stoker. Por su parte Ben Templesmith recrea la ciudad de Gotham con un dibujo que recuerda la época oscura de Goya, salvando las distancias claro. Trazos desdibujados y una paleta de colores tétricos salpicados por el rojo de la sangre y el jersey a rayas que Simon Dark le ha robado a Freddy Krugger.

Con una historia muy cuidada y unas ilustraciones de gran calidad, este misterioso rondador de las sombras quiere desvelar su pasado, comprender su razón de ser y hacerse un hueco en el saturado mundo del cómic. ¿Veremos una adaptación al cine de Simon Dark? 

Muchachada Nui ¡Nui!

Hombres disfrazados de mujeres, exagerados postizos dentales, Enjuto Mojamuto o un mono disfrazado de botones, madre mía que graciosos son. Estos son algunos de los ingredientes de Muchachada Nui, el peculiar programa de humor gamberro que tiene un hueco los miércoles por la noche en La 2.

Sus creadores, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla se arrancan los pelos de la lengua cada semana para dar vida a sus personajes y sketches. Un garrulo de pueblo da consejos sobre la vida, las situaciones cotidianas se llevan al surrealismo más freak, celebrities con quilos de maquillaje y peluca hablan sin tapujos sobre sus vidas y trapos sucios. En Muhachada Nui todo vale para hacer las chorradas más grandes y divertidas.

Los nuevos reyes del humor, con acento y vocabulario autóctono de Albacete, han introducido esa forma de hablar tan particular en los diálogos y testimonios de sus personajes, haciendo vox populi acepciones tan extravagantes como gañan, gambitero o tollina. Todo un diccionario de nuevas palabras.

Pero Muchachada Nui no es hijo único. Antes en Paramount Comedy, Joaquín Reyes parió a su hermano mayor, La Hora Chanante. El éxito de este programa en la cadena de pago, pero sobre todo las millones de visitas en Youtube, llevaron a estos manchegos a fichar por la cadena estatal. Se nota que son familia, tienen el mismo carácter y desde luego se toman la vida con humor.

Joaquín Reyes interpreta a John Gilliano, el famoso diseñador de Dior para desvelarnos los entresijos del mundo de la moda.

Los chistes sobre médicos son un clásico. Muchachada Nui sabe darle una vuelta de tuerca a sus sketches.

 

 

¿Quieres ser una rockstar?

Los videojuegos no dejan de sorprendernos. Nos han puesto en la piel de superhéroes, luchadores hipermusculados, un erizo azul que corre a la velocidad del sonido o un fontanero italiano gordito y con bigote. Podemos ser y hacer cualquier cosa que imaginemos, incluso las que nunca hemos imaginado.

Probablemente fue la generación de mediados y finales de los 80 la que sustituyó definitivamente las chapas por las videoconsolas, los muñecos de acción por los videojuegos. Una generación llena de sueños de futuro; ser futbolista o estrella del rock. Para la primera frustración tenemos los Pro Evolution Soccer y FIFA, ahora para la segunda llegan Guitar Hero y Rock Band.

Los primeros videojuegos que te ponen en la piel de una rockstar sin necesidad de tener aptitudes musicales y en el salón de casa. En Guitar Hero (que va por la tercera entrega) somos una emergente estralla del rock. El sistema de juego es muy sencillo. Elegimos una canción entra una lista de aproximadamente medio centenar de temas y con un periférico en forma de guitarra que tiene cinco botones de colores y un pulsador, tenemos que acertar las notas de colores que pasan por una banda en movimiento pulsando al mismo tiempo el botón de color correspondiente y el pulsador de la guitarra. El gran aliciente que motiva especialmente al jugador es la lista de temas que se pueden interpretar. En la tercera entrega de Guitar Hero puedes tocar clásicos como “Black Magic Woman” de Carlos Santana, “Anarchy in the UK” de los Sex Pistols o “One” de Metallica. Y temas más contemporáneos como “3’s & 7’s” de Queens of the Stone Age o “Before I Forget” de Slipknot.

El otro videojuego que llena garitos (y el salón de tu casa) para que seas una estrella de la música es Rockband. El sistema de juego es el mismo pero va un paso más allá. Además del periférico con forma de guitarra, también hay uno para bajo/guitarra rítmica, batería y la posibilidad de utilizar un micrófono para cantar. Todos se pueden tocar a la vez en cualquier tema de la enorme lista de canciones: “Welcome to the Jungle” de Guns N’ Roses,  “Sabotage” de los Beastie Boys o “Blitzkrieg Bop” de los Ramones entre otras. Incluso se pueden comprar canciones por internet para aumentar y personalizar tu lista.

Guitar Hero y Rockband cuentan por millones sus seguidores. Es muy sencillo iniciarse en los niveles más fáciles de dificultad, pero supondrá un verdadero reto en los más difíciles, un aliciente que motiva el pique personal por superarse. Una advertencia antes de colgarse la guitarra al cuello: ser una rockstar engancha.

Este es el campeón mundial de Guitar Hero. Por suerte el juego tiene cuatro niveles de dificultad.

Una demostración de Rockband. Ya no tienes excusa para montar tu grupo de rock. Próximo concierto en Youtube.

 

Comida rápida

Estas completamente absorbido buscando los errores de guión en la última trilogía de Star Wars, cuando el estomago empieza a rugir como Chewbacca. En ese momento te acuerdas de tu sistema digestivo y las necesidades fisiológicas de tu cuerpo. Tienes mucho hambre. Te acercas a la cocina, abres el congelador y sacas una caja de cartón con una fina película de escarcha. Durante los tres minutos aprox. que el microondas hace girar la bandeja, fantaseas con la fotografía de un exquisito plato de comida humeante. Cuando la cuenta atrás llega a cero y suena la campana, no puedes evitar salivar cual perro de Pavlov y arrancar la tapa de plástico que separa tus papilas gustativas de los manjares que propone la fotografía de la caja.

Esa masa indescriptible no era precisamente lo que esperabas. En ese momento tienes un flashback. Te acuerdas de cuando tenías la edad suficiente para llevarte la primera gran decepción de tu vida; los Reyes Magos y el Ratoncito Pérez son los padres. La comida de la fotografía tiene más barniz y Photoshop que una topmodel en la portada de Vogue. Y entones te juras a ti mismo que nunca más volverás a comprar esas porquerías. A no ser que los tupperware con la comida de tu madre se terminen, claro. 

La verdadera naturaleza del hombre

Al freak se le suele atribuir la siguiente imagen mental: eterno adolescente de pelo largo  con efecto gomina por la grasa, gafas, granos en la cara y alergia a la sociedad. En realidad el ser humano es freak por naturaleza, la curiosidad, la necesidad de conocimiento y la espontaneidad son partes inseparables de nuestra condición. Los más freaks dedican toda su vida a estudiar y profundizar en los temas que despiertan esa curiosidad  (véase Newton, Einstein o Ramón y Cajal) o a experimentar con la fugacidad de la imaginación como Dalí y Piccaso . Además en este mundo tiene que haber de todo, para que nos vamos a engañar, el rubio y el moreno no son iguales.

 

Desde el presidente de los Estados Unidos hasta los internautas que cuelgan sus videos en Youtube. Un experto en música clásica es igual de freak que un experto en las películas de Star Wars. Ser el fundador de Microsoft y jugar al Guitar Hero es tan freak como hacer una quedada multitudinaria de 207 personas para paralizarse en Grand Central Starion de Nueva York y dejar alucinados a los neoyorquinos. Todo aquello que se salga de los límites aceptados por la sociedad como normal es susceptible de ser etiquetado como freak, aunque en realidad estamos subrayando que todavía somos individuos condicionados por esa naturaleza del ser humano.

 

Por suerte existen numerosas páginas en internet (el rellano, lomáscurioso o yonkis) con la etiqueta de humor o chorradas que son un autentico diario de la capacidad del hombre para hacer frikadas. Muchas noticias de temas considerados como freaks han ido salpicando la información de carácter general en los medios de comunicación. Pero la palma se la lleva la página de videos Youtube, una plataforma global en la que los freaks suben sus videos para el disfrute de otros freaks en cualquier parte del mundo. Pero esto no es nuevo, esta palabra que también tiene su orgullo no es más que un tecnicismo fashion para la ocasión, los sabios de la antigua Grecia ya eran unos freaks.